Conoce a Karma Kids: indiepop de alta pegada y luminosos sintetizadores

Descubre uno de los proyectos de reciente creación del Bajío mexicano: una mezcla interesante entre guitarras agudas, reverberantes y sintetizadores multifacéticos. Oriundos de León, Guanajuato, esto es Karma Kids.

La referencia es más o menos vieja: entraban los dosmildiez y una de las bandas más insignes del Bajío mexicano se daba a conocer, poco a poco, por un sonido increíblemente pulido y construido a través de melodías etéreas y un instrumental robusto, lleno de guitarras con alta reverberancia y momentos de gigante catarsis sonora. Arty era un cuarteto formado en León, Guanajuato, y la discografía en dicho historial es amplia y variada… entre esos lanzamientos, “Karma Kids” representaba un cambio interesante entre otros sencillos.

Hoy, y luego de algunos lanzamientos, el nombre de Karma Kids ha vuelto en una faceta diferente, mucho más orientada al protagonismo de sus voces y a la coreografía melódica de sintetizadores que se acercan a un origen sonoro del electropop pero sin tanta luminancia ni edulcorante. Karma Kids es ahora el proyecto comandado por Jorge Vargas y Hermann Stoever, y quienes con solo tres sencillos y un par de videos arriba, han logrado cimentar un sonido peculiar, que no se repite entre sí, y por el contrario, demuestra un arsenal musical prometedor.

Entre estos singles, la bola juega de cualquier lado de la cancha: en “Estar Aquí” es reinvención y revolución al mismo tiempo, son golpes de teclado que alumbran la estructura del tema, coros pegajosos y de ascenso, guitarras que comienzan a galopar y el espíritu del indiepop impregnado en ello; “Mundos” se vuelca hacia algo mucho más bailable, cuerdas que juguetean a un ambiente de mayor calidez y fulgor, la presencia electrónica es mayor y la dupla llega a un momento de alta pegada; “Imagen”, por otro lado, se debate entre una dinámica mucho más pasiva pero con rebosantes golpes de guitarra y batería, progresiones lentas y cercanas al post rock, y, como amarre, cantos alargados, de fuerte expansión acompasados por un teclado de corte sublime.

Sobre el origen de la banda, Jorge nos comparte:

Llevo trabajando en las canciones de Karma Kids desde hace como 5 años, cuando me mudé de León a Querétaro y dejé de lado el proyecto Blackpony, que fue donde me enfoqué musicalmente antes de mudarme. Hace un par de años me reencontré con mi amigo Hermann, que antes tocaba el bajo con Candy Colors y lo invité a participar como vocalista en este nuevo proyecto. Karma Kids es una de mis canciones favoritas de Arty, y pues acabamos poniendo ese nombre. Por el momento solo somos nosotros dos y las canciones por el momento van a ser puros sencillos, aun no hay plan concreto de algo más.

Karma Kids, además de ser la canción favorita de uno de los fundadores de la antigua banda que dio nombre a dicho sencillo, es uno de los proyectos de reciente creación a seguir y escuchar en la zona centro de México, y también, un armado indiepop reluciente y de aditivos sonoros que refuerzan su propia composición. Este es el verdadero karma.


Karma Kids cuenta al momento con tres sencillos y se encuentra en la antesala de un siguiente lanzamiento. Sigue sus novedades en redes sociales y/o en sus perfiles de streaming.