Conoce a Shangri Laa: la banda estrena “Insaciable”, una balada de sutil psicodelia

Hablamos con el proyecto capitalino sobre el nacimiento de la banda, su peculiar estilo de composición entre la poesía y la experimentación y claro, la salida de su nuevo single.

Como si se tratase de una sustancia mítica, la psicodelia toma diversas formas, ajustándose también a las diferentes maneras de experimentación sonora y catalizando las más finas sensaciones. En medio de esa necesidad por experimentar nuevas texturas musicales y en el camino de crear sus propios procesos de composición, Shangri Laa, banda citadina encabezada por los hermanos Víctor y Diego Wido, se abre paso con el fuzz como manifiesto y guía de una camino que recién comienzan a andar con paso prometedor.

Con el estreno de “Insaciable”, su tercer single previo al lanzamiento de su primer Ep, platicamos con Víctor sobre el peculiar nacimiento de la banda y la necesidad de componer, sobre las influencias y los procesos creativos que rompen con lo tradicional dando lugar a composiciones honestas que se convierten en despliegues poéticos de alta manufactura.

Shangri Laa es un proyecto que funciona de forma distinta a como lo hace la mayoría de bandas, la misma formación de la banda se dio a manera de experimento… 

Es un proyecto que nació un tanto de forma espontánea: mi hermano Diego estudió ingeniería en audio y producción musical, por ahí él tenía unas rolitas y de repente me pidió que le pusiera letra a esos tracks para ver qué salía; yo escribo desde hace tiempo, me gusta mucho la poesía y la literatura. El resultado nos gustó mucho, pasamos cerca de ocho meses componiendo, llegamos a armar unas ocho rolitas de las cuales ahorita dos están en plataformas, pero periódicamente iremos sacando las demás. 

Se trata de una experimentación un tanto locochona, tenemos secciones de declamación poética, secciones de rap -que aún no han salido, pero ahí vienen-, tenemos rolitas con guitarras flamencas mezcladas con rock psicodélico… hay variedad en los matices musicales.

Justamente en los tracks que hemos podido escuchar se percibe esa variedad musical, misma que estará ampliándose conforme salgan los nuevos temas, ¿Cuáles son las influencias bajo las que se construye el sonido propio?

Las influencias de la banda son tan variadas que permiten crear una paleta de matices sonoros diversa. Por ejemplo, mi hermano es súper fan de Radiohead, de Tame Impala y de varios proyectos locales como Ella Contra el Tigre, Porter… Yo soy de psicodelia más viejita, como de Funkadelic, Jimi Hendrix o los Doors.

Una de las grandes fortalezas del proyecto es la parte lírica, ¿Cómo trabajan esa parte y por qué es tan especial?

Los proyectos creativos de la lírica y la instrumentalización son completamente independientes, mi hermano hace primero las canciones, mientras yo sigo escribiendo letras ya con un formato más de canción que de poesía. Cuando tenemos varias letras y varios tracks, vemos qué letra le queda a qué canción, ahí pasamos a ensamblar y en ese momento todo se transforma”.

¿Qué tan difícil resulta después ensamblar las partes del tema y cómo saben en qué punto está terminado?

“Hasta ahora todo ha sido muy orgánico, las canciones quedan listas cuando logramos meter la letra y me siento satisfecho con lo que quiero decir; las letras están basadas en cosas muy personales, en ese momento queda listo de mi parte. Adicional, Diego siempre le pone algunos retoques y arreglos. Cuando logra el cuerpo que debe tener cada track, en ese momento sabemos que ya quedó lista la canción”.

En medio de ese proceso que le da su propio peso a la parte musical y a la lírica, ¿De qué hablan los temas de Shangri Laa?

“En general, las canciones hablan sobre las distintas fases en el proceso de una relación, que van desde disfrutar juntos, pasar por la ruptura, la melancolía y la tristeza. Tenemos rolas como “Eterica Melodía”, que refleja el viaje ácido de una pareja en un festival de música, habla sobre cómo están sintiendo esa música, cómo están creando su propia conexión y recibiendo la energía del exterior.

Acaban de estrenar single, ¿Qué pueden decir sobre “Insaciable”?

Se trata de una balada psicodélica riquísima, a comparación de los primeros dos singles, que son más tranquilos, este tema es más para bailar y disfrutarse. En general, en los siguientes lanzamientos pueden esperar canciones muy buenas.

Actualmente Shangri Laa son cuatro integrantes, ¿Cómo se logró pasar de un proyecto íntimo a formar una banda con todo lo que eso implica?

Mi mejor amigo, Pablo, es baterista, después se integró Sebastián como bajista y ensamblamos así el proyecto, el sonido se volvió mucho más orgánico. Estos meses han estado más enfocados en únicamente componer, nunca hemos tocado ni siquiera un solo cover.

¿Cómo se adapta al en vivo todo lo que han construido en el estudio?

“El show estará compuesto por las siete canciones que ya tenemos hechas, las primeras dos, que  ya están en plataformas, son las más tranquilas, las que estarán saliendo son más potentes, tienen una vibra más chevere. Estaremos experimentando también con jams, queremos que entre cada bloque de dos o tres canciones podamos meter sesiones de jam psicodélico y súper ácido, queremos que la gente pueda bailar y volverse medio loca.”

En últimas fechas, la psicodelia alcanzó un nuevo auge, cada vez hay más bandas y festivales apostándole a ese sonido y todo lo que conlleva, ¿A qué se debe ese gusto, tal vez hasta desconocido por el público, por el fuzz y la distorsión?

“Creo que se puede tener mucho que ver con el auge de movimientos sociales, temas como la equidad de género, los derechos de la mujer, lo que está pasando con la comunidad LGTB, hay muchos movimientos sociales resurgiendo de forma poderosa en estos tiempos e históricamente la psicodelia ha sido el soundtrack que los ha acompañado desde los sesentas.”