Flota entre la supernova; descubre a Telemat y escucha su nuevo y experimental EP

El músico y productor de la Ciudad de México presenta en ‘Juan Bienvenido’, una obra que se debate entre la música experimental de electrónica minimalista y murallas a lo kraut que te hacen flotar junto a la materia galáctica.

Como salido del espacio, entre cientos de supernovas y una estela robusta de aquello que puede significar este vasto universo, el proyecto solista de Mateo Sánchez Galán (Sei Still), ha aterrizado entre luminosos procesos electrónicos y una experimentación tan profunda como interesante. Juan Bienvenido, el nuevo y reluciente EP de Telemat, es pues, un dialogo sonoro con la materia galáctica y su siempre misteriosa aura que se encumbra mediante seis contemplativos temas que retan la audición en sus delicadas y estelares texturas.

El llamado al exterior y que se disipa entre aquello que lo humano no percibe, claramente se encuentra en la placa del capitalino (y radicado en Berlin), misma que se adereza entre una incesante marea de sintetizadores que se distorsionan con el paso del tiempo, sensaciones de órgano que controlan las caídas, pequeñas pulsaciones que remiten a un sonido mucho más frío y sintético, pero al mismo tiempo, surgen acompañamientos progresivos de guitarra que dotan de calidez y nostalgia la segunda mitad de la producción. Es la dicótoma entre el sentir y el fulgor de una inerte máquina automatizada. Es la relación entre la música experimental de electrónica minimalista y murallas a lo kraut que se erigen al ritmo de un martillazo.

Producido, mezclado, grabado y compuesto en su totalidad por el músico de la Ciudad de México, Juan Bienvenido es un retrato fiel de esa natural inquietud por la búsqueda de lo que no se ve, de aquello que no se palpa, pero que se sabe, existe. O vive. O flota. Es una obra corta de seis piezas que rozan el subterráneo personal y se expresan de manera casi cinemática.

El encuentro con el tercer tipo está aquí, conoce a Telemat y flota junto con la materia: