Neza baila y el barrio vive; “Nubes Grises” es el nuevo lyric video de Los Cogelones. Escucha y vuelve a la raíz

El cuarteto de Neza comparte en exclusiva con ultr/mrns su nuevo, sublime y bailable sencillo a través de un lyric video que une fotografías y subtítulos en náhuatl.

El coyote es, posiblemente, uno de los animales más representativos dentro de la fauna mexicana. El coyote es también símbolo, estandarte, escudo y acción… es el emblema y la insignia de una de las regiones más icónicas y con más historia del Valle de México y que, al oriente de la ciudad capital, retumba siempre alrededor: Neza, para los más cercanos, Nezahualcóyotl para los más formales. Y la palabra “coyote” también proviene del náhuatl, una de las lenguas y dialectos más profundos de la raíz y cosmovisión mexicana. Al final, todo existe, todo es parte de algo… los puntos están ahí y solo es cuestión de comenzar a unirlos…

Con una herencia gigante y cicatrices que nunca se olvidan, este universo, arraigado en el corazón de los cuatro integrantes de la ecléctica agrupación de Neza, Los Cogelones, ya ha comenzado con el zurcido de su cultura, su razón social y su propio arte. Todo en una misma constelación sonora que se expresa en lo que será, tras una ardua existencia musical y un camino labrado, su nuevo y genuino álbum, Hijos del Sol, mismo del que se ha desprendido ya un áspero, potente y rabioso primer sencillo titulado “Hijos de Puta” y que grita enfurecidamente a la injusticia policiaca, y ahora, a través de una exclusiva en ultr/mrns, el combo mexiquense comparte “Nubes Grises“, un segundo y más poético corte acompañado de un lyric video en náhuatl.

Una guitarra incesante abre el telón de una amalgama entre el rock tradicional y una vena country que, entre lo bailable y lo agreste de sus cuerdas distorsionadas, dan paso a uno de los metafóricos temas de la venidera placa de Los Cogelones; “Nubes Grises” es, en resumen y según las palabras de los de Neza, una canción para hacer bailar al barrio, para que la gente se mueva y encienda su llama, y que sumado a un agudo y llameante solo de guitarra, aplausos, agitadas vocales y ladridos humanos, conforman una pieza adictiva y de choque sublime pero, al mismo tiempo, como un regalo a la barriada.

Hablamos con el cuarteto sobre su fuente creativa, su patrimonio humano como parte de una identidad mexicana exquisita y que necesita revitalizarse; de la salida de Hijos del Sol, y de cómo el proceso de grabación les fue una explosión de texturas y nuevos espectros sonoros que los han llevado a profundizar aun más en aquello que alguna vez llamaron rock mexica experimental:

“<<Nubes Grises>> es otra historia: hicimos esta canción para hacer bailar a la banda de Neza”

En esta nueva etapa para la banda, este concepto y universo que han formado, esto que han llamado como “Rock Mexica Experimental”, ¿qué nuevos significados le han encontrado?, ¿A qué otras profundidades sonoras han llegado en la nueva construcción de estos temas?

Marco: Con este nuevo disco nos atrevimos a compartir nuestra intimidad sonora porque es la primera vez que dejamos que personas externas intervengan en nuestro proceso de creación musical. Pablo Valero, guitarrista de la Santa Sabina, y Enrique Tena Padilla, productor de Thee Oh Sees, brindaron sonidos nuevos a la banda, desde unos arreglos hasta en la mezcla… Nosotros llevábamos 10 años trabajando entre carnales -somos 4 hermanos de sangre- y siempre hacíamos lo que nuestra voluntad decía. Fue un reto para nosotros dejar a otros opinar sobre nuestras creaciones musicales. Quedamos muy contentos de los frutos de esta colaboración. Podríamos decir que esta alianza vino a complementar el lado más experimental del Rock Mexica Experimental. 

Victor: También es la primera vez que grabamos con nuestros alumnos de la banda de guerra. Nosotros 4 enseñamos la música bélica en escuelas primarias de Neza, pero nunca habíamos pensado en unir estos dos mundos. Todo era muy separado. Lograr que la banda de guerra se pudiera combinar con una música tan desalineada como el rock fue otro de los retos de este disco. Son mundos muy distantes, pero comparten cierta forma instintiva. Es música, pero también es una forma de vida: la banda de guerra como el rock. 

“Creemos y pensamos que el encabronarse es muy importante; desde hace 500 años nos han invadido, y hoy en día nos siguen reprimiendo, desapareciendo, matando… pero ahora vamos a ocupar lo que hemos aprendido de esto para tomar nuestro lugar

Foto: Alan Cortés

Luego de “Hijos de Puta”, una canción mucho más cruda, más mordaz, más salvaje y con mucha más rabia… están liberando “Nubes Grises”, un track que cambia la dinámica totalmente y que los acerca a una vena de rock más tradicional, incluso más bailable… ¿Cómo llegan al resultado de este tema?, ¿qué los inspiró a ello, musicalmente?

Victor: Si sacamos primero “Hijos de Puta” y luego “Nubes Grises” es porque queremos volver a amar. Eso habla de nuestra dualidad, de nuestros sentimientos. Y de nuestras experiencias de vida. “Hijos de Puta” es un grito profundo que nació de la represión y opresión de la tira que nos tocó vivir aquí en nuestro barrio. Ahora vemos que esto no solo sucede aquí, es mundial y gracias a la pandemia se pudo hacer más grande este grito. Creemos y pensamos que el encabronarse es muy importante; desde hace 500 años nos han invadido, y hoy en día nos siguen reprimiendo, desapareciendo, matando… pero ahora vamos a ocupar lo que hemos aprendido de esto para tomar nuestro lugar. 

“Nubes Grises” es otra historia: hicimos esta canción para hacer bailar a la banda de Neza. En nuestro barrio toda la gente baila el rock, y no cualquier rock, este tipo de rock 60’s rhythm and blues/country. Y también va para los abuelos del rock que tocaban en los 60’s… que precisamente fue en estos años que se empezó a crear Neza, y más precisamente la colonia del Sol, de donde venimos.  

Creo que los detalles son increíbles: los coros pequeños y agitados, los mini aplausos, una guitarra que no cesa en mantener el hilo de la canción, los gritos y ladridos del final… ¿dónde estuvieron produciendo y grabando estas nuevas canciones?

Víctor: Como lo mencionamos, estuvimos grabando con Pablo Valero y Enrique Tena Padilla. Grabamos el disco en los estudios Panoram y lo mezclamos en los estudios de Aire Libre FM. Fue un espacio de experimentación… los aplausos, los ladridos y los jadeos fueron ideas que se les ocurrieron a Enrique una vez en el estudio… tanto como el solo de guitarra del final que fue una improvisación que re-editó Pablo ahí mero también. 

Una particularidad es que el video que acompaña “Nubes Grises” incluye subtítulos en náhuatl… ¿cómo se ha relacionado la letra al dialecto o por qué deciden integrarlo?, Creo que el tema es muy rico, incluso, poéticamente por las implicaciones que trae detrás…

Marco: Precisamente por eso, porque es poética la letra, y una de las características del idioma náhuatl en su cosmovisión es que es totalmente metafórico y reverencial. Entonces hacer las traducciones nos toma un rato porque hay que trasladarse a las formas de pensar del náhuatl. Es un punto de partida para empezar a crear pensando en náhuatl. 

“Inconscientemente somos un retrato de nuestro barrio”

Foto: Alan Cortés

Sé qué Hijos del Sol está por salir en unos días, ¿qué más pueden contarme de este nuevo disco? Los dos sencillos que han lanzado a la fecha son muy dispares pero muy complementarios al mismo tiempo, ¿es un disco que despliega toda la paleta sonora de la banda?, ¿Qué tan ambicioso ha sido este proceso?

Marco – Sí. Vienen reflejadas todas nuestras influencias musicales de todo el tiempo que hemos vivido: Desde el principio lo Mexica no era por los instrumentos ni por hablar náhuatl, sino para recuperar hábitos que se tenían en esta tierra. Creemos que es la mejor forma de regresar a nuestro lugar, haciendo lo que nuestros abuelos hacían. Ya tocábamos punk rock, eso lo traemos del barrio. Todo se complementó con el tiempo. Inconscientemente somos un retrato de nuestro barrio. La palabra ambición en el náhuatl no existe. Ya no se trata solo de tocar una canción, estamos buscando un nuevo comienzo. 

Quiero citar a un carnal que me encontré una ocasión en esos días de calle, me dijo «Nunca seas estrella, porque las estrellas se esconden cuando sale el sol» … Y nosotros somos Hijos del Sol. El Sol está volviendo a salir. 

Así como han creado un universo musical alrededor de ustedes, si pudieran encontrar en este disco algo similar, un concepto, ¿Cuál sería?, ¿Cómo podrían describirlo bajo su mirada?

Marco: Cuando decimos que el Sol está volviendo a salir, estamos hablamos de un nuevo comienzo. No solo es musical. No solo es hacer una canción para ganar dinero. Queremos trascender. «Nada es para siempre en esta tierra. Solo un momento aquí. Dejemos flores, dejemos cantos» … nuestro abuelo Nezahualcóyotl.


El nuevo disco del cuarteto oriundo de Neza, Hijos Del Sol, estará disponible a partir del 06 de julio vía Piccolo Records.