La nueva y delirante canción de Así Así es un fantasma de tensa psicodelia y agudo frenesí; escucha “Carne Molida”

Rodeados de un aura lisérgica que le ha dado nuevos bríos al conjunto, el proyecto liderado por Fernando de Buen presenta un tema de baterías martillantes, un sigiloso y potente movimiento de bajo que, junto a crudas y agudas guitarras, forman uno de los sencillos más sobresalientes de 2020.

Durante casi seis minutos, la tensión del nuevo sencillo de la banda mexico-estadounidense, Así Así, se hace presente; aparece en forma de fantasmas de cuerdas agudas y con crudas distorsiones, también se muestra en una base de batería martillante que nunca descansa junto a un sigilosa pero gigante figura de bajo, se desliza con potencia en los arreglos de teclado que pululan entre versos y que, al final, se ensanchan y se doblan entre sí, generando, naturalmente, una última escala que se percibe tenebrosa y con propiedades de baile nocturno… Son, posiblemente, los casi seis minutos de uno de los mejores sencillos de este año.

Y es que, con una marcadisima evolución de la banda, la entera construcción de “Carne Molida” va de lo táctico hasta lo sensorial; tras una década haciendo música bajo el nombre de El Mañana, el proyecto encabezado por Fernando de Buen, ha encontrado un momento genuino de creación sonora en lo que es ahora Así Así, integrando texturas innovadoras a su distintivo sello, y sumando a esto, una inyección que se siente psicodélica, enérgica y con un acallado frenesí esperando explotar.

Rodeados de un aura lisérgica que le ha dado nuevos bríos al conjunto, hablamos brevemente con Fernando sobre la transición humana y musical del ahora trío, del necesario balance entre el continuo labrado compositivo y el no tomarse tan en serio, sobre el ADN de “Carne Molida” y de esta emocionante etapa para Así Así:



En esencia, la banda es bastante “nueva”: el cambio de nombre, un par de sencillos como Así Así y el crecimiento que han tenido poco a poco con esta nueva identidad, pero, también, son un proyecto que lleva prácticamente una década haciendo música… en este punto de contraste, ¿creen haber renacido completamente o, de alguna manera, han mantenido la línea marcada anteriormente? 

“Un poco de las dos. Cambiar el nombre y reformar la banda en una ciudad nueva en otro país cambió la naturaleza de lo que hacemos y cómo lo hacemos. La manera en que escribimos música ha evolucionado, ya que muchos de nuestros colaboradores están en México. Hoy terminar una canción es un ejercicio un poco más solitario. Eso nos ha permitido crecer en algunas maneras -aunque ha sido difícil- y explorar distintos tipos de música que tal vez no hubiéramos explorado antes. Por otro lado, seguimos tocando muchas de las canciones de cuando éramos El Mañana. Nos sigue importando esa música, y aunque la hemos adaptado a esta nueva versión de la banda, sigue siendo una parte importante de nuestro directo. Creo que la música que estamos haciendo ahora sigue el hilo de lo que hacíamos antes”

Algo en común de “Carne Molida”, con su anterior sencillo (“Lentamente”, la versión Chicago) es la construcción melódica y narrativa de las canciones; son temas muy elaborados, con varios cambios de ritmo, ensambles e instrumentaciones muy nutridas… se nota a una banda que creció durante todos estos años, musicalmente, ¿qué aprendieron en todo este largo proceso de años, pausas y creación de nuevo material?, ¿qué nuevas experiencias encontraron en estudio?

“Lo primero fue alivianarnos un poco. Hay que divertirse haciendo música y a veces creo que nos tomábamos más en serio de lo que debíamos. Durante una de las pausas que tomamos estudié diseño estratégico por un par de años; una de las cosas más importantes que aprendí fue la importancia de hacer prototipos para todo, de constantemente cuestionar qué funciona, qué no funciona, averiguar por qué funciona o no, y corregir lo que no está bien. Suena tan obvio que a veces pienso en cómo nunca pensé en eso antes. El contexto en que lo aprendí fue distinto a la música, pero aprendí a intentar más direcciones, a evolucionar más las canciones, a pensar en qué le falta o sobra a una canción, y en base a eso, hacer una nueva versión. Ese proceso hizo que me diera cuenta de que una canción mala es solo una canción en la que no se ha trabajado lo suficiente. Al final eso es subjetivo, pero mis canciones malas son las canciones en las que yo no me he sentado a pensar por qué algo me parece malo, para después trabajar en corregir eso”



“También me di cuenta de otra cosa muy obvia, por ejemplo, Radiohead no escribe canciones como las que escriben porque escuchan a Radiohead… Sonic Youth no escribieron las canciones que escribieron porque escuchaban a Sonic Youth. Es tan obvio, pero mientras más influencias -no sólo musicales- tienes, mientras más abierto estás a otros puntos de vista y maneras de pensar, mejor va a ser lo que tú escribes. Por lo menos siento que así me pasa a mí. Hay que escarbar y tratar de perseguir las influencias de nuestras influencias, para tratar de seguir aprendiendo”

“Carne Molida” es un track muy camaleónico; tiene percusiones diversas, esa guitarra característica del proyecto que no cesa, un solo de teclados más oscuro, progresivo y hasta un poco psicodélico y tenebroso, ¿cuál es la historia detrás de la canción?, ¿cómo llegaron a este resultado de casi seis minutos?

“Para escribir <<Carne Molida>> todo empezó con un demo bastante normal, una rola típica que hubiéramos hecho antes. Esta vez decidimos cuestionar nuestro proceso y utilizamos ese demo como un punto de partida para explorar géneros, procesos, e instrumentación que no hubiéramos hecho antes. Hicimos una versión disco de la rola, una versión sin guitarras, una versión acústica, una versión reggae, una versión en ⅞ [la rola original era en 4/4]. Al final, de todas esas versiones salió la canción que ahora estamos estrenando, y yo creo que el resultado es mucho mejor que cualquiera de las versiones individuales de la rola”

Además, “Carne Molida” es un título bastante fuerte cuando lo separas de cualquier concepto… ¿de qué hablan en este tema?

“El título de la canción empezó como una broma. Era el nombre que durante ensayos usábamos para referirnos a la canción. Cuando empecé a escribir la letra y todo empezó a cuajar, me di cuenta de que Carne Molida es buen nombre fuera de la broma. La canción trata de la violencia con la que vivimos todos los días, y de cómo estamos acostumbrados a ella. Carne Molida es un buen nombre para eso, ¿no?”

En esta nueva etapa para Así Así, ¿qué sigue para la banda? 

“Estamos trabajando en un disco nuevo, que esperamos esté listo a principios del próximo año. Nos encantaría decir que hay muchas tocadas en el futuro, pero dada la situación actual, quién sabe cuándo podamos tocar. Tan pronto podamos, vamos a montar algunos shows aquí en Chicago y esperamos volver a México para tocar ahí, porque vaya que nos hace falta”