‘Natura Elemental’: El nuevo EP de Cienfuegos para un futuro incierto

La banda de jazz tapatía comparte en una breve charla todo aquello que se diluye en el sonido y discurso de su más reciente y orgánico EP que, en sus cuatro temas, hace referencias al estado de los cuatro elementos.

Por Ángel Armenta López

Dicen por allí que es más fácil pensar en el fin del mundo que en el fin del capitalismo, sin embargo, hay posturas de todo tipo que refutan esta idea tan fatalista, sobre todo si pensamos en la forma en la que nos hemos relacionado con nuestros ecosistemas, explotando, sometiendo y ejerciendo un dominio sin pensar en el futuro que nos condena. Cienfuegos es una banda mexicana que toma elementos sonoros de la música tradicional y popular, con una delicada mezcla de jazz y rock; desde los sonidos delicados de instrumentos regionales con riffs y espacios vitales para la experimentación. En este disco cuentan con participaciones catalizadoras, por ejemplo: Iraida Noriega o Agustín Sandoval Quintero (Mariachi Vargas de Tecatitlán).

Un disco que nos invita a repensar nuestra relación con la naturaleza, los ecosistemas y las formas de consumo que vislumbran alternativas para los futuros pensados en nuevos ecosistemas. Hablamos con la banda sobre la conceptualización del material, su natural evolución y el estado de la música actualmente:



¿Cómo nace la idea de conceptualizar este nuevo material a partir de la naturaleza?

“Fue un proceso que se fue dando de forma natural, orgánicamente. Como artistas siempre estamos buscando ser un reflejo de nuestra realidad. El tema de la conciencia ecológica y nuestra relación con la naturaleza es un tema que está en boga. Empezó sencillo con el working title de “El Fuego”, porque sentíamos que eso decía la música, pasión, explosión y luego se fue permeando a todo el EP, desde la letra de “El Viento”, hasta el arte de la portada”

Hablan sobre la relación hombre-natura, es evidente que nuestra relación con ella ha sido en muchos casos de poder y sometimiento ¿cómo visualizar una nueva relación?

“Todos hemos sido testigos de la ambición humana y de cómo nuestras costumbres van agotando el balance del ecosistema. Es triste, es algo que tiene una aceleración muy fuerte y que quién sabe si podamos cambiar o mejorar. Definitivamente, creemos que el mayor cambio que podemos hacer es abandonar lo más que podamos la sociedad de consumo. Ser conscientes de nuestro entorno”


“Tenemos ya un rato trabajando en un lenguaje colectivo donde los bagajes e influencias de todos convergen… Nos encanta la música tradicional y regional, obviamente el jazz, rock, fusión y todo esto que echamos a la caldera del Cienfuegos”


¿Qué tan complicado fue lograr los sonidos de este material cuando mezclan voces, estilos y van desde el jazz hasta la música tradicional?

“Fue pasando orgánicamente, tenemos ya un rato trabajando en un lenguaje colectivo donde los bagajes e influencias de todos convergen. Así que fue sencillo ir fluyendo en todos los retos que representó esta música. Nos encanta la música tradicional y regional, obviamente el jazz, rock, fusión y todo esto que echamos a la caldera del Cienfuegos”

¿En qué podrían decir que evolucionó el proyecto con respecto al primer disco Cienfuegos y Bestiario Sonoro?

“La más grande evolución ha sido este lenguaje colectivo que se ha ido creando en el ensamble. Este es el tipo de cosa que se fue creando a través de las búsquedas de Cienfuegos y del Bestiario Sonoro. Estamos muy orgullosos del pasado y del presente de nuestra música. Los tres materiales han tenido sus aprendizajes y gozos. Ahora lo que nos emociona un poco es empezar a vislumbrar el futuro, la nueva música y hacia dónde irá dirigida, después tenemos un gran reto a seguir haciendo música que pueda conectar cada día con más personas” 

De acuerdo con el contexto de sanidad ¿Cómo imaginan la industria de la música a corto plazo? ¿Ustedes ya tienen pensada alguna estrategia para promocionar este Ep?

“Es complicado pensar en promocionar algo en estos tiempos. La música independiente vive de la música en vivo, tanto en espíritu como económicamente. Así que nos lo tomamos con calma y buscamos hacer de esto una etapa de reflexión y recolección para, cuando sea el momento de coincidir de nuevo, podamos aportar y avanzar nuevamente. La industria de la música en la actualidad, al igual que muchas instancias relacionadas con el gran capital, es un espacio bastante estéril para la música creativa, los profesionales independientes y la búsqueda que ella representa. Hay por ahí oasis, personas claves y festivales donde existe un espacio para todo esto. Pero tenemos la mira puesta en situaciones más regionales, relacionadas a nuestra ciudad, comunidad y entornos musicales. Creemos que con la pandemia podría desacelerarse la globalización y se abra un espacio para lo local/regional. Seguiremos buscando promocionar y crear contenidos que puedan aportar a que nuestra música siga circulando”