El nuevo sencillo de Tuzeint es una inmaculada pieza de neo-soul y estratosférico RnB para la expiación personal; escucha “Birdz In My Eyez”

El músico y productor del sello mexicano, Bludot, presenta, con altísima pureza, un sencillo en el que tenues y espaciales vientos, percusiones secas y su voz, son la luminosa guía que avista su próximo Ep debut.

Exquisito. Así, con una sola palabra, puede describirse al nuevo sencillo del músico y productor de la Ciudad de México, Tuzeint. En tan solo dos minutos con treinta y dos segundos, Enrique Toussaint, pieza elemental en el armado del sello nacional, Bludot, presenta el primer adelanto de lo que conformará 23, su venidero Ep debut, mismo título que hace referencia a una cápsula de tiempo y espacio en la vida del artista mexicano.

Birdz In My Eyez“, el insignia sencillo que abandera Tuzeint este 2020 -y luego de una buena racha de cargados lanzamientos como “Break My Love” y “Rest Will Shine“- se ensambla en un delicado manto de neo-soul bien amarrado para los nuevos tiempos, y en el medio, la pulpa del tema se enriquece a través de un misterioso y candente RnB, experimentaciones del jazz que provienen de tenues y espaciales vientos, así como un ritmo de batería seco y nocturno. Y en altísima pureza, la voz de T, imponente, sutil e impoluta, asciende a la estratosfera sonora como la guía más luminosa de la senda.

Entre una refinadísima producción y un oído clínico para los revestimientos a detalle de cada melodía de este empaquetado de menos de tres minutos, este primer y sagrado nuevo avistamiento se sugiere no solo para la cadencia y la sensualidad, sino para la intimidad más personal. La de uno mismo y nada más… con una imponente revolución del soul y un húmedo pero reconfortante RnB.

Acompañado de una composición cercana a esa introspección y entre la obligatoria pero también influyente adaptación a nuevas normalidades, el productor de la CDMX nos cuenta un poco más a detalle el espíritu de “Birdz In My Eyez“:



Ha pasado ya un buen rato desde tu último sencillo, y que tenía una vibra mucho más upbeat, quizás algo de percusiones más vibrantes… ahora, con “Birdz In My Eyez“, vuelves con un track mucho más contemplativo donde tu voz toma muchos matices, efectos, ecos, y además, se siente una canción más libre en el universo del RnB, el jazz y el soul…

Creo que este nuevo single contiene una madurez personal, y que ha sido todo este crecimiento a través de los años y que he podido contener en un cuerpo de trabajo que ahora te cuenta una historia: mis emociones, parte de mi vida, mi relación con el mundo. Sí es mas contemplativo y espiritual; habia emociones, experiencias y sentimientos que vengo cargando desde mis 23 años que necesitaba exprimir e imprimirlos aquí… así fue, de una manera muy natural, la primera canción del EP. Me di cuenta de esa luz que se venía o que me había llegado.

Y sé que este track tiene como esencia la introspección y la mirada personal, sobre ello, ¿qué has descubierto de ti en estos tiempos de nuevas normalidades y cambios mundiales?, ¿cómo llegaste al punto de equilibrio entre la canción y tu vida?

Creo que esta nueva normalidad me agudizó muchas preguntas o lugares dentro de mí en los que no me había sentado tanto tiempo. Normalmente estoy solo casi siempre o con un amigo en el estudio trabajando, y de primera instancia, me puso en un cuarto a terminar todo el EP y cambió mis planes, pero eso me dio oportunidad de encerrarme y hacerlo; el arte y los visuales fue lo primero adonde se fue mi energía, luego tuve mas espacio y tiempo para trabajar esta música y cómo es mi vida ahora -a dónde voy, qué quiero, todo eso- y buscando ese punto de equilibrio. Creo que sí he entregado todo lo que tengo para esas canciones, y poderlas terminar, tener ese sentimiento de terminar algo y verlo vivo por sí solo, es lo que me está regresando cosas padres en la vida. Llegó a ese punto en que lo recibo y se siente muy bien.



Me interesa mucho saber más de la instrumentación, ¿qué nuevas texturas, guiños y sonoridades incluíste en este track? Siento, al mismo tiempo, una canción melancólica: varios vientos bien distribuidos, tu guitarra muy sutil… ¿cuál era tu objetivo principal en cuestión musical cuando estabas haciendo “Birdz In My Eyez”?

En cuanto a instrumentación, creo que la trompeta es un elemento clave que introduje naturalmente desde el inicio, que en realidad es como compongo y grabo mis canciones, despues se las paso a alguien para que las grabe bien. También las baterías es algo con lo que me clavé mucho, ahí estuve trabajando mucho con Wet Baes, quien grabó la mayoría de esas baterías en el EP. Creo que esos dos son los dos principales, aunque claro, el teclado también; estuve ahí en ciertos tonos, en cierto mundo del EP. No tenía un objetivo principal, de hecho esta fue la primera canción que hice del EP, salió muy natural: nada más me acuerdo que me clavé en un acorde de Pharell, me quedé un rato con eso, empecé a cantarla y me fui directo a grabarla y a empezar a imprimir y grabar todo. Pasó rápido, no paré y no solté ese sentimiento o emoción, después la trabajé en un tiempo.

Adelantame un poco de 23, tu próximo lanzamiento, ¿qué tipo de canciones podremos encontrar por ahí en el futuro próximo?

Tiene una esencia sexy, introspectiva, espiritual, como etéreo, ¿sabes? Entonces sí creo que es como la onda de esa búsqueda de ti mismo, y cada quien obtendrá algo diferente dependiendo de quién sea, pero esta, seguro, es mi historia.


Birdz In My Eyez” es el primer adelanto de 23, el ya esperado EP debut del productor y músico, Tuzeint, disponible próximamente a través del sello nacional, Bludot