“Pétalos Mordidos” de Margaritas Podridas es un track abrasivo y alucinante para perderse en el vortex

El cuarteto sonorense presenta, en “Pétalos Mordidos”, un estridente concepto en el que, el shoegaze y el grunge hacen frente a un nuevo adelanto de su siguiente disco. Una grabación de poco más de cuatro minutos que, incansable y robusta, explota el potencial frenético de la banda.

El espiral es infinito. La caída parece interminable. Se siente como un agujero de gusano bien sonorizado en donde, una constante instrumental compuesta de una incansable batería y un robustísimo bajeo, fluctúan sin protagonismos y, por el contrario, como el homogéneo fuego que siempre arde. Porque todo es orgánico y frenético al mismo tiempo: una letra repetitiva, prácticamente mántrica, que se acerca a todo aquello que está mal con una sociedad violenta y rupestre, y con ello, una representación musical exquisita y cimentada entre los básicos del grunge, el shoegaze y tan solo un poco de rebajado noise. Margaritas Podridas estrena “Pétalos Mordidos“, un adelanto más de su siguiente producción discográfica, y que, luego del primer sencillo, “Wow“, augura una brillante y emocionante placa nacional.

Diluidos entre los remanentes de su pasado lanzamiento, el cuarteto de Hermosillo abre un nuevo arsenal musical en los poco más de cuatro minutos que componen su más reciente canción; martillantes y sólidos, así es la impetuosa esencia de un track semigaláctico que se funde entre cantos aéreos con una especie de glitch y susurros fantasmales; estallidos en forma de manotazos certeros a guitarras distorsionadas y agudos y rechinantes toques de cuerdas; una secuencia de suspenso hacia la ascendente climática de un tema que, paulatinamente, se va desgranando… y finalmente, un cierre súbito y grueso que encapsula la vena grunge de la banda. Un tema abrasivo y alucinante.

Acompañando el track, un video creado por la banda en colaboración con Karl Neudert, hace frente y anilla el concepto estridente de “Pétalos Mordidos” al combinar, minuciosamente, imágenes de los sonorenses junto a efectos visuales para retar la visión y, al mismo tiempo, soltar el explosivo por el que Margaritas Podridas ha sido una de las bandas mexicanas con un discurso atrás: la violencia de género.

Escucha ahora “Pétalos Mordidos“, lo nuevo de Margaritas Podridas, y desplázate al vortex: