Entre la bruma del math y la densidad del post rock; escucha “Jardines Anónimos”, el nuevo y grueso sencillo de ttemplos

Los oriundos de Culiacán, Sinaloa, presentan un track de poco más de tres minutos que se eleva con alto poder sonoro, distorsiones profundas y progresiones densas en “Jardines Anónimos”, el segundo sencillo de su venidero disco debut.

Levantar un refugio a través de la melodía, retratar un paisaje dulce y melancólico mediante una sublime y bien afinada ejecución, así es como ttemplos, el proyecto nacido en Culiacán, Sinaloa, presenta un poderoso nuevo track que pinta claramente la personalidad de la banda, quienes hacen del post y el math rock, los pilares sobre los que elevan su fino sonido.  

Jardines Anónimos” es el nombre del segundo lanzamiento de ttemplos, un single que revela los puntos más altos de una banda capaz de elevar cimientos pronunciados y derribarlos con la misma velocidad y precisión con la que lo haría un huracán. Y como tal, después del arrebatamiento, solo queda la calma.

Tres minutos y 17 segundos son suficientes para reconocerse dentro de “Jardines Anónimos” y diferenciarlo de “Caudal”, su predecesor y carta de presentación del proyecto culichi, quienes de inicio dejaban ver movimientos más tímidos y sutiles, pero en el que las hechuras ya se dejaban ver de forma clara. 

Así pues, ttemplos está de estreno y se pasaron por la casa para contarnos brevemente sobre “Jardines Anónimos”; platicamos con Gabriel Arce sobre los orígenes del proyecto, de las influencias detrás de un sonido instrumental bien cimentado y de los primeros avistamientos de Sensaciones de un Pasado Permanente, álbum de ocho temas que se convertirá en su primer larga duración.



En su perfil de Bandcamp podemos ver que las influencias son bien variadas y van desde el math rock hasta el shoegaze, ¿Quiénes son ttemplos y cómo llegan al punto actual?

ttemplos surge en la primera mitad del 2019 con el concepto instrumental donde incorporamos tres guitarras en la alineación; Gabriel, Martin y Hugo, Yitzhac en batería, y recientemente Luis Olmeda se unió al proyecto. Musicalmente intentamos crear un ambiente con influencias de post rock y math rock, además de experimentar con las modulaciones, jugamos muy por encima con las progresiones y tiempos, pero también tenemos sonidos propios del shoegaze o la psicodelia. El proyecto surgió bajo la idea de juntarnos a “darle a algo”, a veces platicando con Martín comentamos que sería chido juntarnos, componer algo y “echar la platicada”, buscando pasar un buen rato y sacar las ideas… de a poco juntamos material, vimos que podríamos ensayar y mostrarlo en shows como tal. Entonces contactamos a Yitzhac y a Hugo; lo curioso es que como somos de un lugar muy pequeño, es más sencillo conocer y ubicar a las personas, y cuando estás sumergido en las corrientes independientes artísticas, conocer y ubicar caras es más sencillo. Además de conocernos por proyectos anteriores, Yitzhac, Hugo, Martín, Luis y yo somos amigos y tenemos una buena relación, así nació ttemplos.

Jardines Anónimos“, es el segundo adelanto del que será su primer material, ¿Qué representa este tema dentro del orden de lanzamientos de ttemplos?

“Jardines Anónimos” representa el principio de todo, fue con lo que comenzamos y va un poco acorde a la filosofía musical que buscamos desde el comienzo, irónicamente es el primer track de nuestra propuesta discográfica próxima a lanzar, pero hay una razón la cual está donde está. Todos los temas se han grabado en mi casa, toda la producción está hecha por nosotros; Yitzhac metió magia en el proceso de postproducción, y la mezcla y masterización fue hecha por mí.

Antes de este tema, pudimos escuchar “Caudal”, y aunque ambos temas van sobre una misma línea instrumental, “Jardines Anónimos” se percibe más energética, ¿Qué tan distintos son, desde la composición y el proceso creativo? 

Creo que “Caudal” representa un desahogo, una liberación de sentimientos arraigados que causan un peso, aunque es muy chido que nos escriben y hacen comentarios como que “está muy melancólica pero me gusta” o también de que la canción les transmite por momentos paz y a veces euforia, y es chido porque podemos percibir que las emociones de las personas salen a la luz cuando los escuchan, sea cual sea, sienten algo e identifican algo de sus vidas con esos temas. Es casi como si le estuvieran poniendo un soundtrack a un recuerdo o a un momento y eso está cool [risas].