Brisa de mar y guitarras folk para la playa: Conoce a Los Supergenios de la Banca Oxidada y escucha su EP debut

Hablamos con la enigmática tríada de Mazatlán sobre los cinco temas que componen un EP alto en nostalgia, ritmos juguetones y coros entrañables para llevar a la mar.

Melancólico como volver a ver los VHS de las vacaciones de la infancia y reconfortante como sentir la brisa del mar pegando en la cara, así es el viaje que retratan Los Supergenios de la Banca Oxidada en Celestino, su EP lanzado hace unos días y en el que despliegan un folk de habitación que en cada acorde pega directo en la vena del recuerdo. 

Oriundos de Mazatlán, Sinaloa, la enigmática tríada compuesta por Lazlo, Monchito y Lablú, han construido alrededor de su sonido un universo fantástico que evoca el futuro, rememora el pasado y enaltece el presente bajo el principio fundamental de sentir; Celestino, su EP debut, está cargado de guitarras que flotan dejando un halo de festiva melancolía, armoniosos ritmos, coros casi celestiales y samples de viejas grabaciones.

Con un EP que rebosa honestidad al punto de convertir cada uno de los cinco temas que lo conforman en un catalizador de emociones, hablamos con Lazlo sobre Celestino, sobre las sensaciones y emociones como influencias principales, pero también sobre el paisaje y los recuerdos como inspiración… como motor y materia para componer un material que es puro corazón.  



Empezando por el principio, ¿Quiénes son Los Supergenios de la Banca Oxidada?

Somos tres espíritus sin patas que van rondando el mundo, eclipsados por la dispersa línea que existe entre lo real y lo imaginativo… Somos el Monchito, que es nuestro baterista y le mete a los cueros posmodernos percusivos, ah y también toca el pandero mejor que los demás, está también mi querida Lablú , una excelente bajista, y Lazlo, que yo hago las canciones y las canto como Dios me da a entender, pero siempre con mucho cariño. Somos tres componentes que en conjunto formamos una especie de trenza auditiva y hacedora de sonidos puerto-astrales.

Aunque este es el primer material completo que escuchamos de ustedes, hay algunos temas suyos flotando en Internet, ¿Desde cuándo están haciendo música y cuáles son las influencias e inspiraciones para un proyecto tan particular?

Llevamos haciendo música juntos cerca de tres años, aunque de forma íntima siempre buscamos experimentar con los ruidos y las cosas que escuchamos. No nos sentimos cómodos con el hecho de existir en un tiempo determinado, de repente nos aburrimos y viajamos a otras épocas, aunque nos gusta más ir al futuro, por eso el Celestino, este EP que acaba de salir, lo sacamos en el 2985. Hasta ahorita se encontró el disco, nosotros pensamos que era un material perdido pero afortunadamente volvió a nosotros. Los tiempos se nos revuelven y hemos estado haciendo música por muchos tiempos. Las influencias más importantes para nosotros están en el LSD, la mota… y es que la forma en que se escuchan los sonidos en un estado alterado de conciencia son definitivos. Pero también lo es eso que me hace sentir al ver un atardecer, estar de espaldas al sol y ver la playa al mismo tiempo… eso también son influencias, todas las cosas que nos mueven; subir a los cerros y ver desde arriba, incluso ver películas. Nos gusta mucho absorber todo lo que es bueno para nosotros y eso lo usamos para hablar en el lenguaje de la música.

Los cinco temas de este material son nostalgia pura y tras ellos se puede ver el más honesto DIY, ¿Cómo nació Celestino? 

El proceso fue muy curioso, tenemos ya un disco humildemente hecho, tiene nueve canciones pero no queríamos sacarlas, pensamos que sería una mejor idea lanzar primero el EP. La idea detrás del Celestino fue esa y así empezamos a hacer las canciones, las grabamos en el cuarto de nuestra casa con una interfaz, unos microfonitos y el corazón en la mano. Nos gusta mucho el estudio, lo vemos como un método más de composición, la experimentación es muy importante y así se fue dando. Las canciones de Celestino eran canciones viejitas: “Baglio” tiene tiempo que salió porque la hicimos para un trabajo de unos primos-amigos; me pidieron hacer una rola para un corto, me contaron la idea y armé la canción, pero se quedó ahí. Decidimos meterla al EP porque nos gustó, se me hace una canción bonita. Pero las dos canciones que le siguen [“Están Pariendo las Venadas” y “Espero que los Autos se Detengan Cuando Pase”])son canciones que tenía en la mente desde hacía tiempo y las terminé para este EP. Solo “Videos del Puerto” se escribió exclusivamente para este material y surgió como inspiración de las playas moradas de los noventas, construidas a través de ideas y recuerdos. Me gusta mucho ver videos de vacaciones de la gente, videos que se ve que tenían en VHS y los digitalizaron y lo suben a Internet; se me hace curioso que yo, como alguien ajeno, me puedo involucrar en esa parte íntima de sus vidas… la canción habla un poco sobre eso. Todas las canciones se hicieron con mucho amor.


“El mar es otro pedo, es una de las pocas cosas que son realmente infinitas y aleatorias en la naturaleza, todo bien tripeado… Es bonito escuchar que las canciones reflejan todas esas cosas que nos conmueven, creo que dan esa impresión porque son canciones hechas con el alma y en el alma llevamos bien tatuados los atardeceres hermosos, las palmeras, los cocos y todo lo que representa vivir en el puerto.” 


El sonido y en general el trabajo de LSDLBO se siente como una fresca brisa de mar en el desierto, algo muy relacionado con el origen de la banda, ¿Cómo reflejan ese entorno inmediato dentro de su arte? 

En estos días en Mazatlán han estado bien machín los ventarrones, me gusta ir a la playa y la brisa pega bien rico. El golpe de la brisa en la cara y en el cuerpo es una sensación hermosa, sentir como esas partículas te refrescan, el hecho de estar vivo y sentir esos estímulos y procesarlos como algo bello es lo que me inspira a hacer las canciones y hacer que suenen como tienen que sonar. El mar es otro pedo, es una de las pocas cosas que son realmente infinitas y aleatorias en la naturaleza, todo bien tripeado… Es bonito escuchar que las canciones reflejan todas esas cosas que nos conmueven, creo que dan esa impresión porque son canciones hechas con el alma y en el alma llevamos bien tatuados los atardeceres hermosos, las palmeras, los cocos y todo lo que representa vivir en el puerto. 

Desde los temas, la narrativa y el arte, se nota un concepto sólido en este material, si pudieran describir Celestino como una imagen, ¿Cuál sería esa imagen?

Creo que hablo por mí y mis compañeros -que somos como la misma persona pero en diversos niveles espirituales, por eso nos complementamos tan bien- si digo que, para describir el Celestino en una imagen, sería la misma imagen de portada del EP: Es un retrato de un paisaje que existe, es el fragmento de una pintura completa de una playa llamada Celestino Gazca, una playa cercana a Mazatlán, por eso embona perfecto con lo que quise decir. Me conmueve mucho y por eso quise integrarla, esa misma playa me inspira mucho, esa pintura es de una artista de Sinaloa también, todo eso me zangolotea el corazón.