Piratón Records es una tienda física en donde varios amigos reunieron  sus inquietudes en torno al diseño y la música. Hace 3 años uno de los tripulantes de esa nave, Carlos Huerta, decidió hacerse cargo también de un netlabel que lleva el mismo nombre. Si bien podemos escuchar a Carlos en su proyecto Josué Josué o leyéndolo en su columna en THUMP,  últimamente se ha dedicado a realizar compilados que visibilicen el talento de mujeres inmersas en la escena electrónica de Latinoamérica.

Hablamos con él para que nos adentrara al proceso detrás de ‘No hay más fruta que la nuestra 2’, el más reciente compilado de Piratón Records, sus inquietudes y deseos por cruzar el umbral de la música y accionar el chip del cambio.

¿Cómo surge la idea del compilado? Veo que es muy ecléctico en cuanto a géneros musicales y tiene ese vaso comunicante con el primer número del mismo compilado…

Fue leyendo un libro español sobre las mujeres olvidadas en el arte. Eran pequeñas biografías de mujeres artistas y se me hizo padre porque siempre pensamos en Picasso, Dalí… y creemos que no hubo mujeres en esa historia, pero no es así.  Yo escribo acerca de música, tenía una columna que se llamaba ‘Memorias del Subsuelo’ en THUMP, ahí  intentaba descubrir proyectos incipientes de música electrónica; me puse a revisar mi propia columna y de 20 entrevistas que había hecho, sólo una era de una mujer productora de chile (Niños Índigo), fue ahí cuando me pregunté qué está pasando. Ahí empecé con este choque: a revisar desde lineups de festivales hasta la sección de contactos en blogs y eran puros hombres en todos lados. Dije “¿Qué está pasando?, ¿También nosotros estamos invisibilizando?, ¿Ocultando?, ¿O no hay muchas mujeres haciendo música?” Y me di a la tarea de comenzar con el compilado, se dio todo de manera súper orgánica hablando con quienes hacían música, ellas me recomendaron a amigas y amigas. Así comenzó todo.

El primer compilado salió hace un año, un lapso relativamente corto, sin embargo, ¿Cómo ves el impacto de iniciativas como la tuya en cuanto al impulso de la visibilización del talento de mujeres en la música?, ¿Crees que ha ido in crescendo o ha quedado medio volando la idea nada más?

Para mí ha ido creciendo, y aparte de que ha ido creciendo yo creo que también me he dedicado a buscar cosas. 

Una vez que entras en el tema te das cuenta que existen este tipo de iniciativas desde distintas ramas, ya sea festivales o chicas que hacen arte sonoro. Hay eventos, hay un montón de morras organizándose, no sólo intentando que la gente sepa que existen y existe su música, sino que tienen otras iniciativas más sociales en contra de la violencia de género o fomentando otras cuestiones. Quizás habría que preguntarse “¿por qué es que no nos enteramos?” o “¿por qué hay que hacer ese esfuerzo para encontrar ese tipo de iniciativas?” Esa es una pregunta que estoy intentando responder junto con el compilado.

Pero bueno, personalmente, creo que ha estado creciendo, ha habido un montón de foros y charlas y creo que algo está pasando, algo relevante. Tal vez con esto que comentas podríamos deducir que el hueco no está en el talento sino en la difusión de proyectos, no sólo de mujeres sino en general, o de foros que sirvan como trampolín…

Claro, yo creo que hay una ausencia dentro de las etapas para que un artista pueda proyectar o difundir su trabajo. De pronto veo los géneros como el rap y la música electrónica o el rock, como clubs de hombres. Ellos mismos ni se dan cuenta, no se cuestionan el hecho de que sean sólo ellos los que están ahí arriba, ni ellos mismos lo ven, está completamente naturalizada esta invisibilización cuando realmente hay un montón de chavas haciendo cosas allá afuera.

Una de las líneas que se siguieron y originaron en el compilado fue, como te contaba, darme cuenta de la “invisibilización” del trabajo de las mujeres […] siempre procuro invitar a todas las chicas, proyectos chiquitos, medianos o grandes sin importar si son famosas o tienen una agenda apretada.

¿Has recibido algún comentario negativo sobre el compilado?

Al principio había como cierta incredulidad cuando les comentaba acerca del proyecto, posteriormente han sido puros comentarios positivos. Vieron que había muchos proyectos y eran chidos.

¿Notas algunos cambios cualitativos de ‘No hay mas fruta que la Nuestra 1’ al segundo compilado?

La diferencia que quizá puede existir es que ahora te acercas a algunas productoras y existe más confianza.

Otra diferencia es que en el pasado yo les daba la opción de que me entregaran una canción original con el nombre de una fruta y, en su defecto, si no podían o no había tiempo, me dieran cualquier otra canción que ya hubiesen grabado, aunque no tuviera nombre de fruta para no dejarlas fuera. Así que el año pasado hubo muchos tracks que ya estaban en los respectivos lanzamientos de cada una y en éste hubo más originales, en esta ocasión todas se animaron a hacer rolas nuevas con el nombre de una fruta.

¿Tú eres el autor del compilado o lo hizo un equipo?

Yo lo hago, pero no me gusta eso. Lo que menos quiero es que recaiga todo en una mente masculina y que digan “él tuvo esta gran idea”, lo que más me gusta es que el compilado está hecho por productoras increíbles y lo veo más como un trabajo en conjunto.

Sin embargo, hubo que hacer elecciones de a quién hacer la invitación, ¿por dónde irse?, ¿cuáles fueron las líneas que se trazaron?

Siempre tratar de ser incluyente. Una de las líneas que se siguieron y originaron en el compilado fue, como te contaba, darme cuenta de la “invisibilización” del trabajo de las mujeres, así que decidí comenzar a hacer una nueva columna también en THUMP llamada “El Eterno Femenino”. En ésta, ahora me enfoqué a entrevistar sólo a productoras de música electrónica. Esa fue una línea que seguí para el nuevo compilado, y siempre procuro invitar a todas las chicas, proyectos chiquitos, medianos o grandes sin importar si son famosas o tienen una agenda apretada.

Hay un montón de morras organizándose, no sólo intentando que la gente sepa que existen y existe su música, sino que tienen otras iniciativas más sociales en contra de la violencia de género o fomentando otras cuestiones. Quizás habría que preguntarse “¿por qué es que no nos enteramos?”

Sé que es difícil, pero, ¿podrías recomendar alguna canción imperdible en el compilado?

Me gusta mucho la de Mula, es uno de los proyectos que me traen loco ahorita, son tres chicas de República Dominicana, increíbles, que acaban de sacar un LP que se llama ‘Aguas. También la canción de Minicomponente, una chica argentina, que es productora, está estudiando, es mamá, se ve que se la está rifando. PAUZA son muy buenas, de Cuba. La de Upgrayyed Jessica, ese track sí es de su más reciente LP y también está brutal .

Pensaba en cuál sería el sentido político de hacer un compilado con talento femenino, pero más bien, creo que debe ser si tú crees que deba haber un sentido político para ti al hacerlo…

Pues yo quiero creer que sí, pienso que justo en estos momentos tan difíciles que estamos viviendo en distintos países de Latinoamérica y en donde la violencia de género está desatada, sí. Me parece súper importante, pero a la vez me parece algo mínimo… me gusta pensar que sí es político porque de alguna manera estamos contribuyendo desde nuestra trinchera a, quizás, hacer un cambio del status quo musical al menos (…) yo creo que si los curadores o curadoras de festivales, las editoras de revistas… si todos nos diéramos cuenta de lo que está pasando, quizá llegará un punto en que haya una igualdad en este ámbito y esto podría ser un proyecto que quizá trascendiera a nivel social.

No me gusta tampoco asumirlo tanto como si estuviera cambiando el mundo, pero estoy haciendo mi parte y creo que sí tenemos que ir más allá aparte de esto.  Estar muy alerta porque honestamente estamos pasando momentos muy terribles en los cuales a los hombres nos conviene vernos, analizar esa masculinidad rancia, ser más críticos, darnos cuenta qué estamos haciendo mal, porque algo está pasando.

Justo creo que es el umbral que tiene que cruzar la música y el papel también…  

Ajá como que sí lo estamos haciendo desde aquí, unos como escritores, otros como cantautores, raperos/raperas… pero que no se quede en tu canción política en contra del PRI, sino que estés al tanto de las decisiones que se toman en tu comunidad, hablando con tus vecinos, o sea, realmente llevarlo a cabo en la vida cotidiana, además de la música, para que sea más congruente.