Conoce a Todos Mis Amigos Ya Están Muertos, un golpe de desgarrador dreampop desde Costa Rica

El proyecto costarricense presenta el EP 'Todo Nuestro Mundo', seis temas envueltos en una permanente sensación de abandono, transformación y distorsión de guitarras

Es común que la nostalgia se convierta en música y que adopte formas y texturas especiales, pero el caso de Todos Mis Amigos Ya Están Muertos, uno de los proyectos costarricenses más destacados recientemente, es diferente, pues todo lo construido alrededor del mismo se transforma en cada nuevo corte, desafiando métricas, melodías y sensaciones.

Con cuatro años de existencia y cuatro Ep’s en su haber, el proyecto encabezado por Sebastián C no es sólo uno de los más sobresalientes en su país, sino que se convierte en uno de los más sencillos y sinceros de la escena latinoamericana.

Poseedor de un sonido que va de la elaboración del dream pop hasta la esencia sencilla del pop de alcoba, a lo largo de su corta pero nutrida discografía se puede notar una evolución y manejo de los recursos empleados en cada uno de los materiales de su vitrina.

Hace un par de semanas vio la luz el que es su cuarto material: bajo el nombre de “Todo Nuestro Mundo”, el título no podría reflejar más fielmente la esencia de la placa, donde coexisten seis temas envueltos en una permanente sensación de abandono y transformación y en los que la lírica y la armonía juegan un papel igual de importante en cada una de las composiciones

Haciendo ruido en México gracias a la labor del label Stupid Decisions, la música de Todos Mis Amigos Ya Están Muertos es el dulce chapuzón de nostalgia que todos disfrutamos darnos.

Ponle play a “Todo Nuestro Mundo” y sumérgete en un mundo de brillantes texturas y líricas para preguntarte el sentido de tu existencia y la de los demás: