Belmar ha lanzado por fin ‘Nights Without Coffee‘, un contundente material de 9 tracks que mezcla con extrema finura géneros que van del house al future bass, y del synthpop hasta una electrónica mucho más modesta pero con detalles y guiños que exploran el genero en distintas superficies; desde el momento más explosivo de la dancefloor, hasta el golpeteo profundo y neuronal de un episodio introspectivo que termina en pequeños pasos de baile.

Luego de un par de sencillos bien lanzados como gancho al oído, el productor mexicano, Juan Leonardo Torres, ha quitado el mantel de su esperado disco, esto acompañado de más colaboraciones que lo colocan dentro de la vanguardia pop detrás de las tornas y de los procesos de producción y alquimia de software de avanzada. Torres nos ha contado en profundidad todos los detalles detrás de la producción de este nuevo LP; sus historias, sus emociones, los corazones que se quedan inmersos en esto y la manera tan especial en las que se han construido cada uno de estos poderosos temas. Acá el Track x Track de “Nights Without Coffee” de Belmar:


“Nights Without Coffee” ft. Renato Pontta

Esta canción lleva el nombre del disco y la escribí junto con mi estimado amigo Renato. En ésta canción queríamos hacer palpable la frase de que “los recuerdos me mantienen más despierto que el café” cuya expresión es demasiado representativa de mi carácter. Me considero una persona que se desvela mucho, sobre todo recordando momentos que he vivido escuchando algún buen disco que me haya marcado o haciendo lo que más me gusta, música. Irónicamente, cabe destacar que casi no bebo café, y que lo que me mantiene despierto son estos instantes tan vigentes y efímeros que pasan por mi cabeza como lluvias de estrellas.

Esta canción trata de todos esos recuerdos que, por fortuna, la vida me ha obsequiado tan generosamente, me siento muy agradecido con todos pero en especial manera con mis padres, por todas las oportunidades que me han brindado y al mismo tiempo con la existencia por todo lo que me ha permitido experimentar así como lo que sé que se avecina.

Dicha composición me llena de nostalgia y melancolía, debido a que me transporta a escenarios ya remotos pero aún palpables, como aquel año de intercambio que pasé en Alemania, en el cual me lancé con mi hermano y que fue donde empecé a producir verdaderamente la música que me llena.

“Truth”

Es sin duda una de las canciones más diferentes de todo el disco, nace de una manera extraña: estaba yo trabajando en un beat en la tarde y horas después (como a las 2:00 de la mañana, decido que no me gustaba a lo que estaba sonando) es cuando intercambio elementos y desvisto la parte abundante para quedarme con lo esencial, siendo el bajo y algunos acordes mis materias escultóricas, que pronto daría base a “Truth.”

En ese momento tenia la idea de querer hacer una canción con base de rap, mucho 808, pero que tuviera una textura muy suave y delicada. Cuando logré concretarla eran las 3:00 am, hora perfecta para hacer ese tipo de música: en esos horarios reina el silencio y la ensoñación, más que perfecto para trabajar.

Unos días después de seguirla trabajando, tuve la fortuna de que me presentaran a mi futura vocalista, Majo Aguilar,  cuando nos presentamos le enseñé el material y tuvimos oportunidad de platicar de qué se trataba el disco a grosso modo y entendió el concepto a la primera; el desasosiego que causa el amor no correspondido.

“Escape”

Creo con convicción que “Escape” es una de las canciones más crudas de todo el disco, empecé a hacer esta rola de manera muy espontánea, estaba pasando por un mal momento en mi vida, en el cual ya no sabía bien qué es lo que quería ni a dónde iba. Con humildad me temo decir que todos hemos estado en un momento así, donde el mundo nos da vueltas e incluso nos aplasta, en tales momentos no nos reconocemos al vernos al espejo y nos preguntamos si en verdad queremos eso que tenemos enfrente de nuestra vista, y más profundamente, si deseamos continuar con esos fantasmas en nuestras vidas. Fue entonces que esas dudas crueles concibieron el motor de esa canción.

Cuando empecé los acordes me atrajo la idea de cadencia “infinita”, que sonaban a loop así como si nunca se acabaran, por eso el título. De alguna manera, esos acordes y letras representaban lo que sentía al verme al espejo, mis ganas  de escapar de ahí, huir de mi mismo de esta carne que me apresa, siendo tales emociones las que dieron el surgimiento del arte del disco a la par del proyecto.

Esos fantasmas -que son mis fantasmas propios- son lo que me tienen atrapado y asustado,  pero que al mismo tiempo mueren por salir y germinar, por eso la colaboración de dos grandes artistas como Ricardo Canales y Ruy Mariné hacen posible liberar a esas ánimas atormentadas de mi cabeza con su poderoso rap y vocales, al elevar la canción a un terreno lleno de ese pop melancólico con un aire muy místico y vital que solo el rap puede agregar.

“Distance”

Es una canción que escribí con una amiga muy cercana, los dos hemos tenido la experiencia de vivir tiempo en el extranjero y los dos tuvimos ese sentimiento de a veces extrañar eso que por un momento fue tu hogar. A veces le tenemos miedo a regresar a nuestro país, porque sabes que una parte de ti ya no regresa. Una parte se queda con las personas y con las experiencia que viviste en el otro lugar. Los dos sentíamos esa necesidad de querer que la distancia desapareciera y que nosotros de alguna manera pudiéramos estar en las dos partes a la vez.

“The Last Train” ft. Roberto Marroquin

Se basa en el último día que vi a uno de mis amigos más cercanos de la prepa; la canción habla de la pérdida de un ser querido sin ser completamente amarga, partiendo de la premisa de abrazar todos los momentos como si fueran el último. “The Last Train” narra un momento único lleno de energía que viví junto a unos amigos muy cercanos en Frankfurt, después de un concierto y todo lo que hicimos esa noche.

Esta canción quiere provocar dos cosas relevantes en las personas: la primera, que vivan de manera excitante, que disfruten los momentos con sus seres queridos como si no existiese un mañana por que no sabes si éste puede ser el último, por otro lado, también quiero invitarles a no olvidar a esos seres amados que ya partieron pero que nos legaron grandes cosas.

“Set Me Free”

Fue creo que la primera canción acabada de todo el disco, igualmente fue de lo primero que produje cuando me cambie a Ableton Live. Las vocales corren a cargo de una muy buena amiga mía de la prepa y la letra la escribimos entre Ruy, Regina y yo.

La canción trata sobre lo difícil que es llevar una relación a distancia; líricamente hablando, es una canción que narra un amor etéreo, que a pesar de que se desaparece poco a poco, uno no puede o no quiere soltar. La interpretación de Regina sobre las letra hace que la canción se vuelva mucho más fría y dolorosa, sin embargo al transcurrir la rola, se van incorporando más elementos y texturas de la música house, como líneas de bajo muy marcadas, unos sonidos típicos de las cajas de ritmos 909 y un beat 4 on the floor que te dejan una canción lista para la pista de baile.

“Showcase”

Esta canción es una colaboración con una amiga de la prepa y creo que es la canción más comercial del disco. Esta pone en escena esa posibilidad en la que los besos ausentes y las promesas vagas se hacen manifiestas en una relación absurda y decadente.

Estoy seguro de que muchos de nosotros hemos estado en esa situación donde los buenos momentos de nuestra relación ya pasaron, ya sólo estamos juntos por acompañar y por el temor a las sombras. A veces sólo permanecemos unidos por el qué dirán y no por lo que sienten los involucrados. Las vocales a cargo de Ana Diener, son un recorrido intempestivo que oscilan de lo más oscuro a lo más brillante, dotando a la canción de un ligero optimismo, así como de desazón, que mezclan  emociones y ritmos.

“Stop Dancing”

Esta canción es una de las que más personalidad tiene, primero que nada fue la última canción que produje con Fl Studio, la había hecho para un remix contest pero al final preferí hacerla original.

La canción nos sumerge en una historia donde dos personas que gozan de una intensa atracción sexual no pueden estar juntos porque los dos son muy tóxicos para coexistir en un mismo espacio. La seducción casi patológica los pone en riesgo, ellos deberán escoger entre el sufrimiento o el deseo.

Curiosamente la canción lleva por nombre “Stop Dancing” y es exactamente lo que la gente no hace cuando la pongo, tan pronto suena, las personas sueltan el cuerpo dejándose abrazar por el beat groovy, cuyas líneas de bajo son muy únicas y que sin muchos elementos te ponen a danzar, por ello amo ponerla en los antros, por que las reacciones del público son siempre mucho más interesantes que las que uno imagina como músico.