Poseedores de un sonido experimental en el que combinan las influencias del más oscuro shoegaze con atmósferas de ensueño, ACTY lanzó a finales del año pasado ‘Once Veinte‘, su poderoso segundo material, compuesto por 9 temas en los que combinan el fino arte de las guitarras con líricas que narran historias dignas de un best seller.

Para esta nueva entrega, la banda hidalguense se aventuró a crear una placa diferente, con un sonido más maduro y un mayor peso a la narrativa. “Todo el disco es cíclico, comienza con algo funesto y termina en algo alentador”, cuenta Iván, guitarrista y vocalista de ACTY, quien hace de guía a través de los nueve círculos que conforman ‘Once Veinte‘ y en el que cada track narra una parte de la historia planteada a lo largo del disco. Así pues, track x track, acá está el significado completo de este ruidoso material:

Los nueve tracks son ese proceso trillado que te hace ir de la oscuridad hacía la luz, por eso el orden de las canciones es totalmente a propósito. Desde el principio y hasta el final del disco, tenemos un protagonista que se encarga de narrar este ciclo a través de las letras de cada tema.


Cartago

Hace referencia a la última ciudad Fenicia, en donde hacían sacrificios a Moloch y que más tarde cayó en manos del imperio Romano. Ese final funesto de la ciudad es la analogía perfecta para ponerlo como el punto inicial en el cual se encuentra el protagonista de este disco.

402

La letra habla acerca de cómo puedes perder a la persona que amas por mero egocentrismo, lo cual es otra forma de ir perdiendo aquello que es importante. 

Queta Johnson

Es un tributo a la novela ‘De perfil’ de José Agustín, y dentro de la historia completa del disco, marca la parte en la que el protagonista conoce a una nueva persona, a la que idealiza pero no le corresponde, lo cual finalmente lleva a que todo siga su curso, como si nada hubiese pasado.

Demiurgos

Siguiendo con la narrativa, este track es el capítulo en el que, deambulando por la realidad, el protagonista se da cuenta de que todo lo que sucede es por obra y causa de alguien más, alguien que está por encima de todos y todo. Este tema desemboca directamente en el título del siguiente.

Nada es lo que quieren

Se trata de un análisis a la sociedad actual y con la ayuda de Bauman caemos en la cuenta de cómo es que la fluidez y lo material nos consume, nos vuelve nada, al grado de hacernos desear eso que no queremos. Eso sucede ahora, y siempre ha sucedido.

De Generación En Generación

Este tema y el siguiente guardan una relación muy cercana, representan un pasaje oscuro dentro del disco…

Las Generaciones Se Degeneran Con Mayor Degeneración

La frase que le da título al track la encontramos en ‘Obsesivos Días Circulares’ de Gustavo Sainz, y sirvió de inspiración a estas dos canciones. Dentro de la historia, el protagonista comienza a odiar todo lo que lo rodea y ese sentimiento desemboca en la parte final de la historia.

Principios de misantropía

El protagonista vuelve al inicio, mucho antes de la tragedia, se da cuenta qué existe una luz y que tiene una oportunidad de volver a hacer.

Retroacción

Es el final feliz del disco, cuando se da cuenta de que nada de lo qué pasó antes afectó su presente y que de ahora en adelante el porvenir y todo se ve eternamente alentador.

No Comment

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *