Convertir la ansiedad y los miedos en sonido y lírica que revela un sentir personal -y que se convierte en colectivo-, ese con el que es fácil identificarse porque habla sobre estar roto y asustado, es el resultado del ejercicio de composición y experimentación con el que el regio, Dan Fascovich, armó No Tengas Miedo, placa que bajo el cobijo del sello Abstrak Muzak, presentamos en el ULTR/MRNS

Oriundo de Monterrey y radicado en la CDMX, con 10 años tocando en diferentes bandas de rock y punk, Fascovich se lanzó al ruedo para tocar solo, sacó el sentimiento y dio forma a ocho potentes e introspectivos temas que construyen un material lleno de guitarras y arreglos que se apegan a la vena clásica del rock.

Siempre he sido muy penoso e introvertido y la música me ayuda a relacionarme; me emociona descubrir nuevas bandas y canciones, clavarme y enseñarselas a mis amigos. Tocar y escribir me saca de mi cabeza, a veces jammeo con amigos, pero disfruto más sentarme solo en mi cuarto con mi guitarra, tocar y de repente de la nada sale algo. Es como canalizar algo de quién sabe dónde.

Con Influencias vastas y distintas, entre las que se encuentran por igual Death Grips, Black Sabbath, Sonic Youth, Bob Dylan o Suicide, la sinceridad y vulnerabilidad de personajes como Kurt Cobain y Elliott Smith marcan el sentido de la música de Dan y el rumbo de No Tengas Miedo.

Me aburre cuando alguien es muy directo y obvio con sus letras, creo que las letras de Kurt Cobain pueden ser bastante abstractas y misteriosas; en Nirvana todo estaba muy bien pensado y al mismo tiempo ejecutado de la forma más punk. Por otro lado, Elliott Smith escribía cosas más directas e increíblemente personales, sientes que estás en su cuarto y te está contando su mundo. Igual que Kurt, él tenía problemas de adicción, depresión y en sus relaciones personales, y son cosas con las que yo he batallado toda mi vida. Siento que los conozco y son mis amigos porque eran muy buenos escritores y además de honestos, se dejaban ser vulnerables.

Siguiendo como guía estructuras simples y la tradicional formación de guitarra, bajo, batería y voz que cambian de mood conforme los tracks avanzan, el Lp es un espejo que muestra el recorrido musical y personal del músico a lo largo de los últimos 10 años.

Al escuchar el disco sí veo mis influencias, hay un poco de todo; algo de Nirvana, de Elliott Smith, rock clásico, blues, psicodelia sesentera… Temáticamente, los tracks tienen que ver con depresión, ego, adicción, escape, miedo y otras cosas que me interesan. Prefiero no intentar explicarlo mucho y que la gente encuentre su propio significado en las canciones. 

Portada: No Tengas Miedo

Este disco es una forma de superar ciertas inseguridades sobre mi música y ganarle a mis demonios interiores. Por eso se llama ‘No Tengas Miedo’, es como un mensaje hacia mi mismo. Es importante tratar de entender de dónde viene el mal, el odio y el miedo en ti mismo y enfrentar las cosas que más te atemorizan. Es una batalla que todos tenemos que luchar, si no lo haces te quedas estancado y con temor a la vida y yo no quiero vivir así.

Con la lírica como parte central de este material debút, Dan intercala el inglés y el español a lo largo de los ocho temas que conforman el Lp:

Crecí escuchando bandas americanas e inglesas, entonces empecé escribiendo en inglés, pero desde hace un par de años decidí escribir en español. Las canciones del disco abarcan los últimos 10 años de mi vida y temas como “Them Away” la escribí hace mucho, cuando escribía en inglés, mientras otras como “Dolor Puro” son más recientes, de cuando ya escribía en español.

Grabado en Las Dunas, en su natal Monterrey y con Alejandro “Chivo” Elizondo en la producción, No Tengas Miedo es un disco colaborativo en el que el cantautor encontró en Chivo y Alejandro Ayala a los socios perfectos para darle a sus temas el tono perfecto.

El proceso de grabación fue bastante simple y pude disfrutarlo. Ya había decido qué canciones quería grabar, cómo eran las partes diferentes en cada instrumento, y cómo quería que sonaran. Principalmente toco la guitarra rítmica y canto, no soy el mejor músico técnicamente y Chivo y Alejandro Ayala me ayudaron a grabar las partes más complejas y técnicas, específicamente Chivo hizo las baterías y el órgano en una canción y Alejandro los bajos y solos que yo no podía tocar. Chivo es un gran productor y sacó lo mejor de cada canción, desde qué pedal o instrumento usar, cómo grabar las vocales, cómo atacar los solos y las baterías, y todo lo demás. Yo sabía qué quería y ellos me ayudaron a llegar ahí.

No Comment

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *