Para nada es mentira que el común denominador de aquel que es oriundo de la Ciudad de México haga referencia a algo como “norteño” cuando aquello sale de los límites del Estado de México. Bajo ese supuesto, yo sería “norteño“. Me lo han dicho -y eso que soy de Jalisco. El verdadero norte del país es extremadamente grande, de hecho, y mucha de la cultura musical más interesante de México viene justamente de ese norte fronterizo, muchas veces desértico y con climas extremos. Ese norte, aunque lleno de propuestas sonoras con mucha sazón, también aísla y resguarda, naturalmente, a sus propios intérpretes. Es una especie de oasis musical, sí, pero con restricciones poderosas ante las emergentes necesidades de los creadores por salir y buscar nuevas audiencias. Nunca es fácil.

En ese norte, el real, nació hace exactamente cinco años uno de los ahora sellos más importantes e interesantes de la frontera y que, instalado recientemente en la CDMX, avista y es testigo de la cosecha de esos años: Futuro de la Economía es el netlabel y promotora fundada por Andrés Murillo, cerebro detrás de la figura musical de Sr. Amable, quien antes de colocar la primera piedra de esta incipiente discográfica, habría conformado junto a una parvada de músicos y bandas amigas, CUU Desde el Espacio, el primer sello disquero de esta camaradería liderada por Murillo en su natal Chihuahua.

De entre el polvo de lo que fue este primer esfuerzo generado a partir de congregar música y materiales de bandas amigas -para luego subirlos a internet- a la par de hacer pequeños shows, y aunado al hambre de expandir estos sonidos fuera del noroeste mexicano, el futuro se hizo presente con más fuerza: en una honda y deslumbrante charla, Murillo, cabeza del sello, estuvo en la casa y nos cuenta los altos y bajos del sistema musical que ha desarrollado, de cómo el trueque funge como moneda de cambio y cómo una gran familia soporta el constante embate de subsistir o no en la industria.

¿Dónde nace el sello?, ¿cuál es la historia de Futuro de la Economía y dónde estabas antes de fundarlo?

Futuro de la Economía es la continuación de un sello llamado CUU Desde el Espacio, para esto te estoy hablando que duró activo desde 2009 a 2012-2013, y lo que pasó es que era un sello bastante popular, tenía una chispa muy suave que todos pensábamos que iba a llegar a más, lamentablemente las bandas comenzaron a deshacerse, y cuando yo quise continuar estábamos solo dos proyectos formando parte (incluyéndome). Cada quien tomó su camino, y en ese tiempo estaban surgiendo bandas como MAW de las cenizas de otras bandas, entonces pensé en por qué no renovar todo y hacer una nueva cara para las bandas que están saliendo… porque no era que dejáramos de producir en realidad, pero comunicar eso desde la vieja disquera no era sencillo. Creo que fue una mejor decisión hacer un nuevo bloque musical, eso es ahora Futuro de la Economía.

¿Actualmente están trabajando de la misma forma que en CUU Desde el Espacio?

Sí, en lo básico sí, porque nacimos haciendo promoción de eventos y juntando los discos de nuestros amigos para subirlos a nuestra página. Si lo piensas, es básicamente eso, pero Futuro de la Economía se volvió algo más sofisticado a partir de la idea de la vieja disquera.

El nombre del sello es bastante particular ¿de dónde viene la inspiración para titularlo así? Cuando me llegó el primer correo de Futuro de la Economía pensé que era algo como un seguro, o spam o algo financiero…

Siempre he sido medio chistoso para los nombres, me gusta que sean confusos o irónicos, pero en este caso sí tiene un sentido mayor: yo estaba produciendo bandas a cambio de trabajo, entonces ese era nuestro “futuro de la economía”, ¡de nuestra economía! Era básicamente el trueque, y es algo con lo que a veces fantaseo o que me gustaría pensar que puede ocurrir, entonces lo aplicábamos bastante. Yo me encargaba de grabarlos y las bandas tocaban en nuestras fiestas- y en las que yo me encargaba de monetizarlas de alguna forma-, entonces era el chiste del nombre. Vaya, que sí había una manera de trabajar sin dinero, ese para mí era el futuro de la economía.

¿Este “trueque” sigue existiendo luego de cinco años en el sistema del sello?, ¿Cuántos están formando parte de esta escala?

Si, de alguna manera sí, al menos con quienes siempre hemos sido parte del sello. Siempre hemos estado a la par de retribuir algo a cambio de trabajo con más trabajo. Ahorita estamos en una faceta donde, por ejemplo, yo grabo en el estudio de otro amigo y otro amigo nos masteriza, entonces tenemos eso, o yo los grabo y ellos me graban también y me masterizan o remixean, etc. Entre 3 o 4 personas nos tiramos la bolita porque a todos nos conviene, todos hacemos música o estamos relacionados a ello, nos ha funcionado y nos ha hecho tener el año más productivo a la fecha.

Foto: Isa Camarillo

Yo estaba produciendo bandas a cambio de trabajo, entonces ese era nuestro “futuro de la economía”, ¡de nuestra economía! Era básicamente el trueque, y es algo con lo que a veces fantaseo o que me gustaría pensar que puede ocurrir […] Vaya, que sí había una manera de trabajar sin dinero, ese para mí era el futuro de la economía.

Desde el sello pasado hasta ahora, ¿cómo decides el tipo de bandas que forman parte de Futuro de la Economía?, ¿Cómo curan esta selección o cómo sucede esta integración?

La verdad es que la escena en Chihuahua es tan pequeña que es fácil reconocer a la gente que tiene un gusto afín, por ejemplo, yo organicé el primer show de MAW sin haber escuchado a MAW; sabía que Elías y Juan Pablo, dos grandes guitarristas, juntos siempre funcionan. Cuando me dijeron que tenían una banda ni siquiera los escuché, simplemente sabía que estaba chido, fue un éxito y fue una gran tocada. La gente que se acerca sabe lo que hacemos, sabe los sonidos que tenemos -que tiene que ver sí con psicodelia, shoegaze- y si no hacen eso, no conectan. Me ha pasado trabajar con artistas que quieren que los produzca, pero quieren que lo haga a través de Sr Amable, que es diferente, entonces la selección es muy natural.

Supongo que esto complementa tu trabajo en ambas partes y creces como artista, productor y hasta consejero…

Futuro de la Economía hace no viciarme con Sr Amable y viceversa. Mucho de mi trabajo diario es para el sello; ahora estoy planeando una compilación, estoy tratando de organizar tocadas, traer bandas cada 3-4 meses a Ciudad de México y creo que están lográndose varias cosas chidas.

¿Qué obtienen las bandas y estos proyectos que forman parte del sello? Sé que están en los eventos, sé que los traen a tocar y los mueven en giras, ¿pero qué más hay detrás?, ¿cuál sería el “kit Futuro de la Economía”?

Esto se ha vuelto como una familia, si estás huérfano tendrás el apoyo incondicional de una familia. No te vas a hacer rico quizás, porque es más probable que lo hagas haciendo cualquier otra cosa que estando en Futuro de la Economía, pero no es el dinero lo que se busca, incluso ahí existe otra ironía sobre el nombre: ¿qué es realmente la riqueza? Quienes están en el sello, en primer lugar, obtienen promoción, y cada vez somos más, estoy impresionado de lo que ha crecido este año y de la variedad de bandas que tenemos, porque tenemos casi 20 álbumes lanzados en el sello hasta ahora. Futuro de la Economía conecta los puntos entre esas personas, entonces eso se gana, pero creo que hay algo prometedor también en el espíritu del sello, todos lo sentimos, sentimos que viene algo grande luego de que esto estuvo mucho tiempo arrinconado en el norte del país y ahora están sucediendo muchas cosas… supongo que por eso los miembros de esta familia creen en este movimiento.

Te acabas de mudar, supongo que esto ayuda a generar las conexiones de las que hablas y lo hace más sencillo o quizás más directo… ¿cómo te ha impactado la geografía?, ¿Qué más ha sucedido desde que te mudaste en el que es su mejor año a la fecha?

Yo creo que lo que ha pasado es que hay más claridad, o sea, cuando ve uno todo el panorama desde afuera tiene diferente perspectiva, entonces se me resolvieron varias cosas que no tenía muy claras; en Chihuahua hay un solo lugar para tocar, me refiero a uno que suena bien… claro que puedes tocar en la esquina de un bar pero eso no va a ser una experiencia realmente grata porque es una experiencia que sirve de una noche y que acaba mal con los bares porque en realidad éstos no están diseñados para recibir tanta gente ni para sobrellevar el ruido que se genera, entonces aquí en la ciudad tener un punto de vista diferente te hace ver más allá.

Esto se ha vuelto como una familia, si estás huérfano tendrás el apoyo incondicional de una familia. No te vas a hacer rico quizás, porque es más probable que lo hagas haciendo cualquier otra cosa que estando en Futuro de la Economía, pero no es el dinero lo que se busca, incluso ahí existe otra ironía sobre el nombre: ¿qué es realmente la riqueza?

Foto: Isa Camarillo

Yo veo que es un mal común en el norte; hace poco, hablando con Mijo Mija -que son de Mexicali- me contaron que solo hay un buen lugar para tocar allá, no hay más foros, no están diseñados para eso, no hay una cultura de saber dónde tocar y cómo hacer que suene bien, ¿cómo funciona cuando lo ves del lado musical?, ¿Cómo es realmente el norte en ese sentido y que está pasando allá? 

Quizá tenga que ver con el tipo de gente: los norteños somos más cerrados, podemos disfrutar de un show y nadie se mueve, no bailamos, somos medio vikingos en ese aspecto porque no demostramos emociones, pero no significa que no nos guste. Como músico eso sí afecta, porque si tú estás en una tocada y ves que todos están serios, naturalmente piensas que estás haciendo algo mal, aunque no sea cierto. Entre varias cosas, el carácter de la población tiene que ver.

Otra cosa que siempre hablamos es que la gente no se involucra con los proyectos que salen de su ciudad, cosa que acá sucede todo el tiempo, entonces no tenemos esa cultura; tenemos cultura ranchera porque a los grupos rancheros les va muy bien y yo no entiendo porque esto no pasa con el hip hop, el rock o el pop, mencionando los géneros quizás más tradicionales.

Cumplen 5 años, y aunque sea algo obvio, ¿qué ha cambiado desde que empezaron? Si hicieras un recorrido de cada año, ¿qué tanto ha pasado y evolucionado?, ¿qué has dejado de lado o que retomaste? 

Primero, que éramos 5 bandas y que entre nosotros siempre colaborábamos, entonces pues se han sumado muchos nuevos elementos y sonidos… ¿qué he dejado de hacer? No he hecho tantas fechas, hubo un momento donde Futuro de la Economía producía un evento a la semana, pero esto tiene que ver con las dinámicas de la ciudad porque había momentos donde tal lugar dejó de funcionar para ambas partes, y la verdad, se vuelve cansado estar buscando.

El sello estuvo inactivo un año entero, fue entre 2016 y 2017, me sentía muy solo, sentía que mi familia, mis amigos y mis bandas favoritas no estaban en la misma sintonía y que no le poníamos el mismo esfuerzo. Es cierto que el sello lo fundé yo, pero al final es una familia donde todos necesitamos hacer algo, una sola persona no lo logra. Yo estoy muy feliz ahora de que todo mi tiempo se use en Futuro de la Economía, pero antes necesitaba un poco ese apoyo de los demás, y medio cansado por eso, decidí apagarlo un poco y dedicarme a Sr Amable: tenía un disco pendiente y música ahí arrastrando, y con CUU Desde el Espacio me pasó el dedicarle poco tiempo a mis cosas. Al final encontré un balance, pero son dinámicas de los miembros del sello y de la ciudad lo que hace que cambie todo o pueda cambiar.

Y que son historias comunes en este tipo de proyectos emergentes: dejarlos, salir un tiempo, retomar el camino… ¿cómo seguir vivo en tu caso?, ¿Cómo no tirar la toalla definitivamente? Porque todos lo llegamos a pensar alguna vez con nuestros proyectos y a todos nos pasa…

Lo que pasa es que como Futuro de la Economía quizás estaba cansado y perdí perspectiva, pero los materiales hechos entre 2014 y 2016 me parecen sublimes, supongo que fue simplemente volver a recordar la razón por la que me gusta el sello. Te cuento una historia: el LP de MAW lo recuperé de una computadora vieja, eso fue a finales de 2016, mismo momento cuando me convencí de nuevo que valía la pena continuar, una razón para ello fue ese disco, además de que estaba un disco mío por salir también. Eso me mantuvo en el camino y a no darle la espalda a esos materiales solo porque me sentí solo o mal, revaloré la situación y sabía que era tiempo de sacar esto y continuar.

Foto: Isa Camarillo

A mi me costó considerarlo y nombrarlo como “sello”. Me tomó tiempo, y ahora que tenemos 20 discos, lo más importante en la vida de la disquera sí son esos lanzamientos, si no los tuviéramos, ¿realmente lo seríamos?

Con bastantes años en la música en distintos rubros y como alguien que ha fundado una plataforma disquera, ¿cómo diagnosticas el estado de salud de los sellos independientes en México?, ¿Tienen el reconocimiento que merecen?, ¿Qué está pasando con ellos?

Veo que lo mismo que me pasó a mi les ha pasado a varios, y viéndolo en perspectiva, desde hace muchos años hay varios sellos que se perdieron o mutaron a otras cosas o vertientes sin dejar de lado la música; creo que por cada uno que muere nace otro más. No veo que estemos perdiendo como disqueras o sellos independientes porque sí hay bastantes y, de alguna manera, tratan de especializarse. Mientras se mantengan a través de una verdadera línea de lanzamientos -porque es lo más importante- creo que van a estar bien, o al menos estables, porque un disco no hace al sello, debes tener cierto respaldo. Lo veo como un ciclo, así como murió CUU Desde el Espacio nació Futuro de la Economía.

Ahí nace una pregunta interesante: así como hay una proliferación gigante de música en streaming imposible de sostener, para ti, ¿qué necesita tener un sello para realmente serlo entre todos los que ya existen? Porque unos hacen promo, otros distribuyen, otros tratan de hacer de todo un poco o bien editan en físico…

A mi me costó considerarlo y nombrarlo como “sello”. Al final también éramos promotora y tienda, y no nos importaba la verdad, creo que era tan sencillo como que éramos 10 personas haciendo algo en común por la música y los lanzamientos, y todo esto giraba en torno a la idea de la retribución de trabajo. Me tomó tiempo, y ahora que tenemos 20 discos, lo más importante en la vida de la disquera sí son esos lanzamientos, si no los tuviéramos, ¿realmente lo seríamos? Además, ahora no necesitas tenerlos en físico, creo que es más importante tener esa selección y dedicación por construir algo. Con que tengas en claro a tus bandas y tengas estrenos periódicos puedes llamarte así.

En este tiempo, ¿cuál crees que ha sido el hito más grande del sello y el momento, quizás más oscuro? Tal vez en este caso fue ese momento de inactividad…

La verdad creo que el mejor momento no ha llegado. La mayoría de vida del proyecto ha sido en Chihuahua, y en este tiempo no ha habido algo que considere “lo mejor”, aunado a estar contra una audiencia o condiciones adversas… ha habido grandes momentos, sí: los shows, los estrenos, las nuevas bandas, etc. Hay momentos bien atesorados, pero esto ocurre en un radio de 300 personas por mucho; claro que hay importancia, pero si lo quieres medir en un mercado más grande o nacional, no hay tal cosa, es difícil medir ese impacto. Otra cosa que trajo venir para acá es haberme dado cuenta que la gente está apenas descubriendo nuestro trabajo de hace años, está pasando con el disco de The Mueres. Siempre digo que la onda tardó 5 años en llegar porque también la Ciudad de México estuvo muy centralizada por años al menos en lo independiente, pero me da mucho gusto que hay cosas que están impresionando y que antes no. En realidad el disco ‘Canciones para Insectos’ lleva años, y es nuestro lanzamiento numero uno, te das cuenta de que tuvo que pasar ese tiempo y que además tuviera que llegar un nuevo disco de la banda para que la gente dijera “¡qué chingón está ese disco!, ¿de dónde son?, ¿por qué no los escuché antes?”. Y no es culpa del escucha, sino de las circunstancias, porque por más que empujé para que vinieran y tocaran, no había manera.

En otro caso importante, MAW tocó en el Marvin, Bieno en Tierra Beat, etc. Cada banda del sello ha tenido ese momento de haber brillado un poco más. Son pequeños destellos, pero creo que el conjunto de estos 5 años de jale apenas se va a reflejar, y espero que eso sea algo que me haga responderte esta pregunta en un futuro no tan lejano de nuevo. 

La gente del sello está contribuyendo. Todos están muy motivados porque por primera vez se están sintiendo escuchados, y es algo que sí te cambia la manera de crear, ahora sabemos que hay una audiencia para nosotros.

Foto: Isa Camarillo

El punto más bajo quizás es cuando muere una banda, pero esta gente por suerte tiene un hambre de creación interminable: Bieno decidió no tocar más con bandas pero continuar solo, MAW se deshizo pero Elías ha tenido varios proyectos más y ahora vuelve con Arrecife -que es uno de los lanzamientos más nuevos que tenemos, Marcos, baterista de varias bandas, volvió con The Mueres y sus baterías son muy cabronas… no menciono a todos pero esto hace que, cuando muere una banda, ellos mismos hagan otra cosa.

Definitivamente otro punto bajo fue sin duda ese año inactivo, pero también fue bueno para poner en perspectiva cosas, porque si me dices hace 5 años que íbamos a tener 20 buenos discos en algún momento yo no me la hubiera creído…

Ya viene el aniversario, ¿pero qué más viene para el sello?

Fíjate que ahorita llegaron “chavitos” -nosotros en Futuro de la Economía tenemos en promedio de 30 a 32 años- bueno, yo les digo así a los de 22 o 25, entonces llegaron estos vatos diciendo “wey, yo soy fan de las bandas de Futuro y casualmente también tengo una banda, hagamos algo”. Hay un vato que se llama En Mi Mente que es un morrito que está haciendo algo muy cabrón y estamos preparando su disco; todo esto también nos ha enseñado a planificar nuestros lanzamientos, sobre todo porque éramos bien burros, ya sabes, de nada más subir el mismo día algo y ya nadie hacía nada después; ahora estamos mucho más pendientes de mandar nuestros materiales a los blogs de música y más lugares de promoción porque sí queremos que nos escuchen, creemos que tenemos algo que vale la pena escuchar. El sello crece y se renueva constantemente, y lo más importante es que la gente del sello está contribuyendo. Todos están muy motivados porque por primera vez, como disquera, nos sentimos realmente escuchados, y es algo que sí te cambia la manera de crear, ahora sabemos que hay una audiencia para un sello disquero como el nuestro.

No Comment

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *