Conoce a Kartoffel Club y escucha su EP debut: ‘Koala’ es una dosis de electrónica acuática y magnéticos samples

La dupla regia presenta en su primer lanzamiento discográfico una mezcla de experimentación sonora junto a momentos electrónicos de un corte más azucarado. Conformado por 5 temas, la opera prima del dúo representa un viaje exprés de romance que va del club a la introspección | Foto: Patricio Maldonado

Apenas rozando los casi 20 minutos de duración, la nueva y etérea grabación de la dupla regia conformada por Kevin y Marcelo, Kartoffel Club, ha alcanzado ya un lugar especial en los lanzamientos discográficos de este año en la zona norte del país. La dupla, formada en 2017 y con breves apariciones sonoras a lo largo de estos años, presenta en Koala, un discurso musical interesante que engloba desde la experimentación electrónica pop, hasta momentos más algodonados y con extra azúcar compositivo.

Conformado por tres piezas originales que se entrelazan con una técnica de sampleo y reverberaciones potentes, más dos remixes entregados por los también locales Newbury Slim y Late Ride, el EP debut de Kartoffel Club es un viaje exprés de romance y que, tema a tema, construye -y destruye- el ritmo natural de una relación amorosa.

Pero la genialidad del proyecto regiomontano radica aún más en la paleta sonora que demuestran en estos pequeños tracks; “Moonlight” comienza el acto con una turbulenta ventisca de efectos vocales, experimentación y alquimia electrónica de bajas frecuencias, ecos de guitarra crudos y una sensación acuática y aguda; la canción homónima al EP, “Koala” limpia la brisa y se instala, lentamente, con piques de cuerda sutiles, cantos de entereza melancólica, percusiones digitales que comienzan a retumbar en el fin de una relación, alientos de sintetizadores que suenan en reversa; “No Longer Mine” ejecuta la estocada final con una base mucho más enfocada al club, samples que retoman las dos pasadas canciones, y un mantra a manera de coro que solo repite lo que ya sabemos: el desenlace fatídico.

En la salida de este material, Kevin Josh -una mitad del proyecto- nos cuenta algunos detalles del estreno:

Kartoffel Club es relativamente un proyecto “nuevo”: se crearon hace 3 años, lanzaron algunos singles, y ahora este EP, pero, ¿Cuál es la historia de la banda?, ¿Siempre han estado en Monterrey?, ¿Cómo llegaron a conformar el sonido que puede escucharse hoy?

“Marcelo y yo estudiamos la misma carrera. Nos conocimos el primer día de clases y después de darnos cuenta de que teníamos un gusto musical similar decidimos juntarnos los miércoles a hacer música. Después de un par de días intentando, un viernes por la noche logramos componer algo que de verdad nos gustara, y lo llamamos “Koala”. Desde entonces no hemos parado de hacer música juntos”.

Koala es un EP bastante corto pero muy conciso, experimental y que se relaciona prácticamente todo entre sí; no es como si fuera un track gigante, sino que mezclan sampleos de estas mismas canciones entre ellas, ¿Cómo llegar a este resultado?, ¿cual ha sido la inspiración más grande de esta secuencia musical para ustedes?

“Creo que la inspiración de hacer un EP con canciones que se relacionan entre ellas viene de la primera vez que escuchamos álbumes como Abbey Road o Dark Side Of The Moon. “Moonlight” comenzó como un remix de “Koala”, al principio era como una pequeña introducción pero mas tarde evolucionó a ser un track completo. “No Longer Mine”, por otra parte, salió después de samplear “Moonlight”. Una vez que decidimos que estas tres canciones serían las que formarían nuestro EP debut, decidimos reforzar el concepto agregando más sonidos compartidos entre canciones y por último la letra de “Moonlight”, que en mi opinión fue el elemento clave para lograr transmitir el concepto del EP”.

El EP es al mismo tiempo una muestra interesante del rango musical de la banda; suenan experimentales, saturados, pero también contemplativos y con muchos efectos que flotan en los tracks… para ustedes, ¿Cuál es la mezcla que puede describir a Kartoffel Club y, por ende, a este EP?

“Podríamos describir el EP como una mezcla de indie pop con electrónica y una pizca de hip/hop y ambient, acompañada de una refrescante soda de indie dance”.

Sabemos que Koala se creó casi desde el inicio de la banda y que ahora se transformó en este EP conceptual de un romance fallido, ¿Qué tanto cambió de esa primera versión a la que escuchamos ahora?, ¿Qué tanto han aprendido en este proceso y tiempo musicalmente hablando?

“Esta es la primera versión de Koala que compusimos: https://twitter.com/KartoffelClubb/status/1262876782002409472?s=20-

Esa misma noche, le hicimos una especie de “remix” y terminamos con esto: https://www.youtube.com/watch?v=u4M979Mb3Cw

Algunas semanas después Marcelo le agregó letra y cambiamos el arrangement de la canción. La canción no sonaba como queríamos pues nos faltaba mucho por aprender como productores, así que la hicimos a un lado, y apenas el año pasado comenzamos a re-trabajar “Koala”. La canción nunca será perfecta, pero después de algunos ajustes creemos que se acerca más a la visión que teníamos cuando la grabamos por primera vez”.

Y los remixes complementan la experiencia llevando el track al limite; uno muy orientado a la pista de baile, y otro más meloso y de pop azucarado, ¿Qué resignificado le ha dado estas reversiones al track para ustedes?

“Quisimos que Jorge -Newbury Slim-)y Alex -Late Ride-)hicieran un remix de la canción principal del EP porque sabíamos que con su visión artística lograrían darle un giro único”.